El pase largo

No quise pensarlo mucho y me decidí por el pase largo que dibujó una hermosa parábola en el cielo de aquella tarde. En campo rival, Pedro tuvo cierta dificultad para controlarla pero su mágica zurda fungía de guante. La mantuvo así por algunos segundos hasta que le duplicaron la marca y se vio en laSigue leyendo «El pase largo»

Solo para fumadores (Tributo a Julio Ramón Ribeyro)

Muy como el flaco, empecé a los catorce o quince años, apoyado en la descolorida baranda afuera del ICPNAC. Como a cualquiera, la primera pitada me causó una tos implacable y la promesa de no volver a hacerlo más, pero no soy el indicado para hablar de compromisos. Le perdí la gracia por mucho tiempoSigue leyendo «Solo para fumadores (Tributo a Julio Ramón Ribeyro)»

Mi funeral

Parado ahí, ante ese féretro desconocido, no pude evitar tener las reflexiones más crueles y crudas que no deberían ser normales a esta edad. Los asistentes que se acercaban para dar su último adiós no parecían mostrar el mínimo sentimiento de tristeza por quien yacía en el ataúd. Solo los más cercanos eran quienes derramabanSigue leyendo «Mi funeral»

Y qué más, Pachamama

IY qué más, Pachamamasi ya no hay sangre pura si se han llevado el oro y la creencia y me arde la piedra labradabajo el sol que llorapor sus hijos. IIQué más que puma,llaqta y wasi si seguimos aquísiendo incassiendo dioses. IIIQué mássi la hoja de coca nunca muere en ofrendaen la cochaen la chuspaenSigue leyendo «Y qué más, Pachamama»

Tiempo al tiempo

Sigo esperando a alguiendentro de un calendarioque solo conoce de semanasy si le hablo de septiembreme mira con extrañeza. Ya no existen los díasni ganas, ni ansias, ni paciencia,ni rastro de lo que fuetu labial sobre mi almohada. Se quedaron en pausatodas las veces que de amorpusimos en vilo al airecomo recuerdos atorrantessaboreados con delicadeza.Sigue leyendo «Tiempo al tiempo»

Sobre insomnio e intransigencia

Todavía no puedo dormir bien y ya me acabé dos cajas grandes de filtrantes de manzanilla. Tampoco he logrado acomodarme bajo estos párpados gastados que flotan entre letras. Peor aún, ni apagándome a propósito dejo de pensar en ti. No hay manera. Ya me cansé de pretender que tengo un problema irreal, algún trastorno postergadoSigue leyendo «Sobre insomnio e intransigencia»

La decisión

Estático, inmóvil, con los ojos en blanco, apático, y dócil, en la sombra del duelo, inconsciente y atrapado, durmiendo despierto, en el coma varado, con los párpados de acero, a la frente grapados, en la niebla de un pobre sueño. Desperté como siempre, con la mente apagada, minutos de malestar, párpados pesados, autoestima sucia ySigue leyendo «La decisión»

Error de cálculo

Decidí caminar detrás de ti y seguir el sendero imaginario dibujado por la suave silueta de tu sombra que a esas horas de la tarde ya no reflejaba tu estatura real. A pesar de tener un horario bastante ajustado, fue el instinto de la atracción lo que me llevó a hacerlo. Estaba fascinado por elSigue leyendo «Error de cálculo»

Memento mori

Recuerda que vas a morirtus pulmones son bolsas vacías con fecha de caducidadtus huesos dejarán astillas corroídas por el tiempoy tu carne cultivará miseria para el mundo. Acéptalo con valentíacomo el perro que ha perdido el temor al hombreladrando su rebeldíaa cada transeúnte. Recuerda que perecerástus pasos faltantes ya están contados en cada caminotu vozSigue leyendo «Memento mori»

Cerdos

Cerdos, todos son unos cerdos, asquerosos y repugnantes. Entes lujuriosos que caminan y se empujan por estrechos pasillos mientras desvisten con la mente y manosean con la mirada. Sus billeteras arden por el deseo de un cuerpo perfecto. Van por ahí, totalmente ardidos, buscando a la muchacha con el rostro más dulce y la carneSigue leyendo «Cerdos»

Abandonado

Desperté agonizando por el frío y mi madre aún no había regresado. Desde ese ángulo, la caja vacía era un inmenso campo en el que alguna vez me soñé persiguiendo a esas aves grises que me visitaban cada mañana. Al levantar mi cabeza, volví a la realidad. El cielo seguía tan oscuro como cuando apenasSigue leyendo «Abandonado»

Mi nube favorita

Siempre diré que el vapor tiene la consistencia del recuerdo: frágil, voluble y muy fácil de dejarse borrar. Aun así, existen vapores tan densos que son capaces de quedarse ahí, flotando en el ambiente adecuado, tal y como lo hace un recuerdo colgado de la memoria más disfuncional y adormecida que está atrapada en suSigue leyendo «Mi nube favorita»

Todo está mal

Cubierto por una sábana delgada, con la esencia desnuda y la piel sensible, me siento acorralado e indefenso. Sin buscar algo concreto, puedo encontrar muchas soluciones pero ninguna respuesta. Lamentablemente, la tragedia se ha escrito. Es imborrable e irreparable. Factores típicos de esos errores que te persiguen toda la vida. Me sumergiré hasta el fondoSigue leyendo «Todo está mal»

No podemos seguir así

“¡No podemos seguir así, tenemos que verla!”, gritó el corazón mientras se lamentaba amargamente. Estaba sosteniendo un vaso de whisky casi vacío en una mano y un cigarro recién encendido en la otra. Se encontraba recostado en el sofá, recubierto por una sábana delgada y recordando al amor. “No podemos verla. No vamos a verla.Sigue leyendo «No podemos seguir así»

Sobre insomnio e inercia

La pregunta rápida nunca exige una respuesta rápida, más bien, clama a gritos una solución consciente y con alto valor de veracidad. ¿Alguna vez has considerado realmente que todo lo que te ha pasado tiene una razón? Claro, la salida rápida y común podría ser el trillado “todo pasa por algo”, pero en realidad estaSigue leyendo «Sobre insomnio e inercia»