Matemáticas

No cuento los días que faltan para verte,intento que cada día juntos cuente.Me dan años de vida nuestras charlas,y quiero sobornar al tiempo cuando te tengo al frente. Puedo contar tus lunares,incluso entre tus vellos,incluso con los ojos cerrados,en la distancia de mis recuerdos. Puedo contar las veces que he soñado contigoincluso antes de conocerte,puedoSigue leyendo «Matemáticas»

Sabores y saberes

Sabes a mar:a un día de sol,a una cerveza para la sed,a anécdota sin terminar. Sabes a sal:a lágrimas felices,a sudor,a deseo con afán. ¿Sabes?Ni todo el café ni el vinome borran el sabor de tu bocaque cuando se junta con la míasolo me sabe a gloria. Mafe Piñeres@mafepineresLeer sus escritos

Travesía

Levanto el ancla en altamar,recibo en topless y en la proa lo que la vida me acaba de darcon los brazos abiertos y el cabello revuelto,dispuesta hasta a bucear. Dejo el miedo en un suspiroy sigo remando, sin saber nadar.Confío en el ímpetu de las olas,de vez en cuando, le creo al azar. Qué satisfactorioSigue leyendo «Travesía»

Guerras frías

Llamadas que no se contestan Preguntas que no se hacen Cartas que no se envían Canciones que no se escuchan Decisiones que se dilatan Planes que se aplazan Libros que se guardan sin leer Órdenes injustas que se cumplen al pie de la letra Contratos que no se firman Relaciones por conveniencia y apariencia SilenciosSigue leyendo «Guerras frías»

Al viajero que no regresó

Te busco en el tierno color blanco de las nubes porque veo en ellas  tu cabello de algodón, y te siento a mi lado susurrándome todos tus planes conmigo. Te busco en las revistas  de aviones que coleccionabas y recuerdo que esperabas con ilusión el día de encontrar mi firma en una de ellas, ySigue leyendo «Al viajero que no regresó»

Alejandra

Cuando viniste a mi mente por primera vez, te llamabas Mariana, y le puse tu nombre a mi deseo de ser mamá. Cuando me embaracé se me iluminó la vida y por un momento fuiste real, te llamabas Luciana, entonces llegó tu hermano  y con él conocí el verdadero amor; ahora seguía soñándote, feliz deSigue leyendo «Alejandra»

Mi almohada

No hay hombro más cómodo Ni mejor abrazo Ni cómplice más leal Ni mejor refugio Ni consejero más sabio Ni mejor testigo Ni juez más benévolo Ni mejor confidente Ni mejor arma de combate Que mi almohada. Un homenaje a ti, héroe emplumado Que soportas el peso de mis pesadillas al dormir El ruido deSigue leyendo «Mi almohada»

Encerrados

La casa no es refugio, y el hogar es un invento. Hay un virus afuera y hay invierno adentro. No hay escapatoria entre enfermarse del cuerpo en la calle o enfermarse del alma en la casa. El hospital del cuerpo está colapsado y el hospital del alma está desahuciado. Suena el silencio: Silencio denso SilencioSigue leyendo «Encerrados»

Tatuajes

Tengo pecas y lunares: negros, ocres y cafés. Mi piel tiene marcas en muchos lugares, pero ninguno me pidió permiso para aparecer. Las pecas de mi rostro, para algunos tienen su encanto. Yo crecí deseando no tenerlas, aprendí a tolerarlas y soportarlas con los años. Si mi piel tuvo la osadía de dibujarme un firmamentoSigue leyendo «Tatuajes»

Palabras esdrújulas

El amor es agudo, grave y esdrújulo.   Agudo en los sentidos, gravísimo cuando no es correspondido, pero especialmente es una palabra esdrújula, aunque paradójicamente tiene menos sílabas de las requeridas para serlo: Es mágico, intrépido, tímido, íntimo, fantástico, es un retruécano que porque vive para sentir y siente para vivir. Es un palíndromo, porqueSigue leyendo «Palabras esdrújulas»

Vejez

No son las ganas, ni las arrugas, ni el dolor de rodilla, ni la gastritis, no es la presión arterial, ni las pastillas, no es el cansancio, ni fatiga. Vejez es la excusa más barata, la justificación más sencilla, la forma más fácil de evadir y evadirse y culpar al tiempo por la consecuencia deSigue leyendo «Vejez»

Soñar

El sueño es una ilusión y el lenguaje, su alcahuete. ¿Cómo comprobar el relato de un sueño? Solo queda confiar en quien lo cuente. El sueño es… imaginación, la mejor película de ciencia ficción, el rastro de un anhelo no cumplido la manifestación de un momento no vivido. Soñar, y permanecer en la puerta giratoriaSigue leyendo «Soñar»

Lo que no hago

Volteo con disimulo, hago garabatos en los libros cuando leo, llevo lapiceros en el bolso, por si acaso, y un palo santo de la buena suerte. Escribo en el block de notas insultos que no envío, llamo a todos en su cumpleaños, limpio el teclado antes de comenzar a trabajar y trato a la genteSigue leyendo «Lo que no hago»

La ventana

¿De qué calibre es la pistola en tu cuello? ¿Cuánto pesa el grillete que te ata a la angustia? La mordaza de tu boca parece tapar tu mente y la venda de tus ojos, una ceguera consentida. El fugitivo imagina opciones de escondite, el político se inventa nuevas formas de gastar el dinero, el ermitañoSigue leyendo «La ventana»

El nombre

Un nombre ¿Para qué? Si te amo usaré otro más cariñoso Si te odio ni siquiera querré recordarlo Y si te llamas Juan, pero tienes cara de Esteban ¿Cómo sabes que es tu nombre correcto? Descubrí que Terquedad es tu tercer nombre Al fin una metáfora que se parece a su dueño Voy a llamarteSigue leyendo «El nombre»

Nunca

Nunca 5 letras, 2 sílabas Una palabra tan grande como pequeña Tan ambigua como mordaz Falaz Como una promesa rota de antemano Fugaz Porque se incumple tarde o temprano Nunca Una sentencia que esconde cabos sueltos Nunca Es retar al inconsciente a ser rebelde y jugar al misterio «Nunca digas nunca» Como si decirlo sembraraSigue leyendo «Nunca»

El sí del simple silencio De la siguiente fantasía De la sinfonía de lo que siento Y de la sinceridad Siempre tendrán significados Tal vez ocultos Imperceptibles Tal vez misteriosos Inimaginables Silente, pa-si-ente Positivo, prudente Se vale un error ortográfico Cuando el mensaje es superior a su estética El sí, hasta de catarsis, es unaSigue leyendo «Sí»

La casa

Mi primer regalo de navidad fue una casa; ha sido mi regalo favorito, aún la conservo y la llevo conmigo a todos lados. Llevo casi tres décadas correteando al solsticio apurando la primavera sobornando al reloj justificando mi afán fantaseando con fechas que no llegan creyéndome dueña del tiempo convencida de que son un hechoSigue leyendo «La casa»

Inefable

Hace falta música incidental en un momento trascendental Canciones que le hagan coro a las emociones Melodías al son de las fantasías Silencios de fondo en los sortilegios Ruido que soborne a los oídos Que los tambores vibren con los amores Que las maracas borren las lágrimas Que los latidos hagan acordes con los sonidos QueSigue leyendo «Inefable»

Talismán

Me llamo María, que significa elegida   Tengo unos ojos café que a veces destilan nostalgia Y unos abrazos en consignación   Tengo dos manos acostumbradas a decir adiós Y dos brazos que aguardan por bienvenidas   Tengo diez dedos que escriben cartas, que a veces no envío Y dos piernas que corren, queriendo volarSigue leyendo «Talismán»

Carta a José

Hijo: Te debo tanto. Tengo una lista interminable de sentimientos guardados y de adjetivos para expresarlos, que sólo con besos podría explicarlos. No me alcanzan las poesías para igualar tus dibujos, tus canciones y flores llenas de amor. Tú eres mi obra de arte y contemplarte es un honor. Regálame un millón de “te amos”Sigue leyendo «Carta a José»

El café del martes

El café de la mañana es una conversación que no termina Es el saludo de buenos días Su aroma adorna el amanecer Es el momento de planear, o tal vez leer.   El café de la tarde es una tentación Sabe a creatividad, a inspiración Sirve para endulzar las horas Y ayuda a soportar lasSigue leyendo «El café del martes»

Ven

Ven Vigila mi sueño Acompáñame Aparece en él y conversemos Dame los abrazos que nos debemos Hablemos de lo que hicimos Hagamos lo que nunca pudimos Pero ven, yo te espero Tenemos el tiempo en contra Debe bastarnos con el letargo de mi descanso Para encontrarnos como antes Para querernos como siempre Ven Y cantemosSigue leyendo «Ven»