Poesía

Poesía que vuela.Que va y que vuelve,que no se encuentra;o se desborda.Que se clava de frente.De espaldas a veces.Que la buscas y faltao no falta nunca.Que se esconde en tus uñasy si arañas, golpea.Que gritando apareceo atraviesa silencios.Que se anuda y desnuday que arranca la piel.Poesía que duda,que empieza,que acaba.Que duerme y que sueña.Que diceSigue leyendo «Poesía»

Las palabras se las lleva el viento

Cientos de palabras hacinadas en mi mente.Son el clavo ardiendo al que agarrarme,y me aferro a ellas para que no se las lleve el viento,como suele suceder.Y al final sigo viviendo de palabras,y no de hechos. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos

Bailar en tu espalda

Ella no supo bailar sin miedo,y te apagó la música para huir sin pisarte los pies. Y aquí estoy yo, torpe como ningunay con música hasta en la piel,dispuesta a bailar en tu espaldael tiempo que tú me dejes. Y si te piso,pues reinventamos coreografías. Y nos reímos después. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos

Vivir

Que no me quiten las miradas cómplices,ni mis manos encontrando las tuyas sin haberlas buscado.Que no me roben las sonrisas a medias,ni los besos fugaces.Tampoco el aire que me grita que estoy viviendo,ni la muerte que me empuja a relamer cada instante.Que perduren los gestos que huelen a casa;y los recuerdos que me abren susSigue leyendo «Vivir»

Te odio. Me odio.

Te odio. Y me odio por hacerlo.Y odio que me abrazaras porque ya no me abrazas.Y odio tus palabras y los mil pedazos de mi cuerpo;los mil pedazos que dejaste después de aquel te quierovacío, cobarde, muerto.Un te quiero que sonaba a despedida.Un te quiero que arañaba. Que rompía.Y detesto las noches de desvelos.Las nochesSigue leyendo «Te odio. Me odio.»

Justo ahí

Es ahí,en cada abrazo real,largo, fugaz, furtivo, salvaje.En los abrazos que nos hacen cerrar los ojos.Y respirar. Te digo que es ahí,en cada beso lento,cálido, húmedo, rápido, vivo.Porque somos de esos besosque nos hacen acelerar y quitar el freno.Sin miedo. Créeme que es ahí.En todas esas caricias traviesas,tímidas, sutiles, impacientes por florecer.Esas que nos quitanSigue leyendo «Justo ahí»

Ventinueve minutos

Tengo media hora para escribirte un poemay ni siquiera sé por dónde empezar.Como un día no supe por dónde empezarte,y comencé leyendo tu cuerpo. Mis mejores versos nacieron en tu espalda,y creé poesía a partir de tus costillas.Sintiéndome Diosa,que no Dios. Déjame releerte para poder escribirte,que contigo delante me sobra tiempo. Veintinueve minutos si meSigue leyendo «Ventinueve minutos»

A tiempo

Vívete como siempre.Como nunca.Pero hazlo primero. Como respiras la lluvia en agostoo el rayo de sol en febrero.Como cierras los ojos al llantoy sonríes a un beso lento.Como abrazas la espalda desnuda.Como muerdes a tus recuerdos.Como acunas las madrugadasy llenas el mar de versos. Como nunca.Como siempre.Pero vívete a tiempo. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos

Ya no me conformo con cualquier respuesta

Podría decirte que te echo de menosy jugarme el orgullo por tu respuesta. Pero aquí estoy,tragándome las ganasy mordiendo mis palabras,para que el tiempo te enseñe, de una vez,que un “yo también”dejó de ser suficiente. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos

Valiente

No me llames cobarde por haberme marchado.Si lo hice fue para verte volar.Aunque no lo dijiste,siempre supe que era yo quien cortaba tus alas,y por eso me fui sin intentar otro vuelo contigo. No me llames cobarde, amor,porque jamás costó tanto marcharmede una persona en la que siempre me quise quedar. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos

Inolvidable

Tus sutiles cariciasrozaban ser cosquillas en mi piel.Y dime tú,así quién se olvida de tu nombre. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos

Dos metros

A aquellos que afirman queun sofá se le queda pequeño a dos cuerposen una tarde de verano,a esos les digo que no tienen ni ideadel frío que puede llegar a hacera cuarenta grados al solsi no tengo tus dedos decorando mis costados. Que podría quedarme a vivir en el sillónpor recortar centímetros entre tus ganasSigue leyendo «Dos metros»

Casa

Podría reinventar mil formas de llamarte hogar. Cuando cuentas mis lunares.Cuando acaricias los rincones de mi cuerpo.Cuando llenas los silencios con tu risa.Cuando memorizas mis pecas.Cuando lloras de alegríay te desnudas de pena. Cuando hundes tus dedos en mi pelo.Cuando cubres mis heridas con palabras.Cuando lees las intenciones en mis ojos.Cuando me desarmas en plenaSigue leyendo «Casa»

Despedida

No hubo acto más cruelque el de aquella noche.Que llenaste mi piel de versos,mi espalda de mordiscos,me besaste las dudasy los párpados,miraste a la caraa mi miedo de no volverte a ver;y sabiendo que no habría más,llenaste también de esperanzanuestra última despedida. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos