Esto es solo el principio

Esto es solo el principio,el preámbulo del texto,las palabras iniciales,la prognosis del momento. Esto es solo el principio,una diatriba elocuentecuya elocuencia se esfumó. Esto es solo el principio,la concepción de una idea,una que todavíano sé adónde llegará. Esto es solo el principio,como digo, y el final… El final lo dejo en vuestras manos. Enrique Morte@enrique.morte_poesiaLeerSigue leyendo «Esto es solo el principio»

Cuando dos mundos chocan…

Podríamos dividir el mundo entre quienes creen que nos separan líneas rojas, y quienes afirman que no son líneas sino hilos, y que lo que hacen es unirnos atados al extremo de uno de nuestros dedos, sin importar lo lejos que estemos de quien debe estar con nosotros. Algo parecido sucede con las letras, lasSigue leyendo «Cuando dos mundos chocan…»

Soledad salina

A esta soledad sin nombre,húmeda noche callada,suplico su perdón y su clemencia. A esta sal sin heridas,enjambre de flores muertas,quisiera versarle la suerte. No puede el tiempo exprimirsey convertir la ausencia en suspiro,no puede la tristeza, ahogarseen su propio mar y abandonarmecomo se abandona al náufragoen islas desiertas de afecto. Palabra impía la de esteSigue leyendo «Soledad salina»

Los antiguos lugares

Estoy volviendo a los antiguos lugaresesperando hallar venturas nuevas,pero estas se cansaron de esperarmey decidieron emprender su vuelocon otras alas. He vuelto a los antiguos lugaresen busca de los sueños que olvidé,suplican que no los rescate,cuentan han pasado a mejor viday me aconsejan dejarde perseguirme la colay cambiar la perspectivaa la hora de tomaruna buenaSigue leyendo «Los antiguos lugares»

Cuando el mundo vuelva a pararse

Si te dijera que el mundovolverá a pararse en dos meses¿dónde preferirías estar? Mucho lo he pensadoy quisiera colgarme de un clavel,respirar del mundo la sombray amanecer sin miedo el cuarto día. Me amarraría a las estrellasjusto antes del desastrepara morir en el cielolibre, como el vuelo de una alondray saltaría sin paracaídas,sin brújula, sinSigue leyendo «Cuando el mundo vuelva a pararse»

Compraventa

Dibuja el alma, un rincón oscurosobre paredes de sombra. Dibujan sombras las paredesen el alma y diluyen la pinturaen litros de sangrey alcoholes varios. Dibuja la oscuridad, rinconesde alma sobre paredes lisasy despista a la locuracon imágenes y estatuasde carácter religioso. No sé qué tendrá Diosque ver con esto… Rincones dibujadosen suelos y paredescon esquirlasSigue leyendo «Compraventa»

El daño inmutable

Ya no cuento el tiempo,ya no espero que avance,algo de mí no pertenece aquí,sino a ti, que eras yo. Y yo, inmutable, ya no advierto los destrozos,solo espero en el exilioescuchar del viento los aullidosen su éxodo invisibley no se encuentre en mis harapos,de sus sueños desterrados,la canción que ya no suenaen mi radiocassette oxidado.Sigue leyendo «El daño inmutable»

El cuento de la vieja

De la paz ansío la serenidad de sus tormentasy el desvarío en la calma de los hombres de guerra. Quisiera ver volar palomas blancas en el cieloy tender en Palestina la rama del olivo. Levantar el velo de aquellos que,cegados por el arma llamada dinero,hilvanan mensajes de libertadguardando la llave de nuestras jaulasen el bolsilloSigue leyendo «El cuento de la vieja»

Ponzoña

Tengo una variedad de emocionesdescansando desnudas, tal vez bailando,sobre una estantería blanca del Ikeay en mi interior solo rabia,una rabia que en su control me descontrolay aflora y ruge a las primeras de cambio. Se apaga el sol y se encienden mis fuegos,no veo más allá de mi cegueray los gritos lanzan cuchillos afiladosa losSigue leyendo «Ponzoña»

Necesito un lugar, poesía

Necesito un lugar, poesía,donde escapar de tu abrazoy respirar libre de emociones,donde no ser yo quien escribelos males que al corazón le afligen,donde la coraza siga intactay no puedas más romperme. Necesito un lugar, poesía,donde no estés anclada a mi aliento,donde desconocer lo que sientoy olvidar los temoresque sigo llevando dentro. Un lugar, poesía,donde noSigue leyendo «Necesito un lugar, poesía»

Estaciones de paso

Llegas, otoño, pintando de grisel lienzo de la viday tras tus huellas, el ocrede tus cielos se torna marfily el marfil hielo,y en su frío el mundo se detiene.El día se encoge y triste se refugiala aurora en un corazón de trapo.Las horas menguan cansadas,la oscuridad gobierna el techoy en su reino la tristeza seSigue leyendo «Estaciones de paso»

Oleajes

Ecos de fuerza inusitadaen confrontación siniestra,rugido hegemónico,rocas y arenaen interminable guerracon el agua serenaque arremete salvaje,en las noches de tormenta,la desgastada escollera.Callan los muelles,la luna se esconde,gritan las nubes,el cielo se rompey con él desangra el martus menguantes costasde amanecer primigenioen la inmensidad de sus olas.

A lanza o cruz

Llueve el silencioen todas aquellas nanasque nunca te cantaronen las noches sin lunaen que en tu cunallorabas nervioso,asustado, por cada gemidoviolento que te regalabaun trueno en la voz de tu supuesto padre.«¡Calla, no grites!», decía, «¡deja de llorarde una vez, joder, que mañanatengo que levantarme temprano!»«¡María!, ¿¡quieres ver qué hacescon ese hijo tuyo!?» Cómo noSigue leyendo «A lanza o cruz»

Y todavía

Guardo en un saco de arpilleratodas las derrotas que tumbaronmi esperanza en un momento dado,las guardo sin recelo alguno,testimonio del camino andado,lecciones aprendidas apegadasal fracaso que no logró hundirme.Abrazo el lodo al fondo del pozo,«no puedes caer más bajo», dicen,y me alegro de tener que mirarsolo en una dirección para alcanzarel cielo que no puedenSigue leyendo «Y todavía»

Describirte quisiera…

Quisiera esta noche escribir un poemaque sonara a la canción desesperadaque no tengo voz para cantar,perderme en una sinfonía desatada,pintada con el rojo de tus labios,y trepar muy alto, hasta el cielode los ojos negros que en su abismome atrapan y en su universo me habitan.Quisiera esta noche ser virtuosa estrellay contemplar tu desnuda bellezadesdeSigue leyendo «Describirte quisiera…»

Flores de tierra baldía

En mi corazón la espina,clavada en pecho silentede semilla iridiscente,desgarra nuestra cortina. Pedazos en cada esquina,lava esquiva, lava ardiente,pesadilla recurrente,flores de tierra alcalina. Nacen y crecen y mueren,hasta juegan a esconderse,lágrimas llueven, se ahogan. Sueñan, sonríen y quieren,vagan con miedo a perderse,aman, confían y azogan.

Papeles agrietados

Tanto amor tornado indiferenciagolpea mis palabras,causa herida, deja impresasu sentencia con la misma tintacon la que juramos, prometimos,amarnos hasta el fin de la existencia. Y cumplimos, solo a medias,habíamos previsto más capítulos,pero no tuvimos audienciay nuestro éxito se fue apagandopoco a poco hasta llegar a consumirla propia esencia, hasta que solamente amorno fue suficiente paraSigue leyendo «Papeles agrietados»

Qué les importará a ellos

Qué les importará a elloslo que mi corazón sientey por quién lo hace,qué el hecho de ser mis besosel refugio de tus labios.Qué les importará a ellosque en nuestra tragediano exista una Julietay sea la historia de dos Romeos;acaso no será el mismo venenoel que acabará con nuestras vidas,si decidimos tomarlo,el mismo que mató aSigue leyendo «Qué les importará a ellos»

Aunque parezca imposible

Veo el centro de mi universoanidando en el suspiroque desencadena los latidosde este viejo corazóntodavía descosido.Quisiera pensar que recuerdaslos tiempos felices,aquellos en que libertadera más que una palabra bonitay no nos dimos cuentade cuánto significabahasta que fue tardey nos vimos desprovistosde su insospechada magia.Te escribo esta nochecon los ojos cerrados,aunque parezca imposible,para mostrarte, para dibujarteconSigue leyendo «Aunque parezca imposible»

Desorden

No tengo palabras para definirtodas las cosas que contigopuedo llegar a sentir,o tal vez sí las tengay de lo que no dispongasea de la capacidad de ponerlasen el orden correcto.La parte mala en estoes que no soy de esosque aman armar rompecabezas,soy más de inmediatez,me puede la prisa,el consumo rápidode mis fragmentos de tiempoy, sinSigue leyendo «Desorden»

Luciérnagas de luna

En su cénit se alzaba la luna iluminando el hemisferio nortede mi desamueblada cabezamientras llovía invierno en mis párpados,se encendía el infierno en mi fuegoy se congelaba el corazónen mis desiertos.Quemaba este sol de justiciael acero de las fuentesen manantiales convencidosde ser mucho más que agua,de ser mucho más que vida.Mis labios quemaban el carmíndeSigue leyendo «Luciérnagas de luna»

Mi empeño

Cristales afiladosllueven desde mis párpadoscada vez que tomo un tragointentando olvidarte,huelga decir que no consigomás que retenerte como un clavoinsertado oxidándose en mi memoria,haciendo daño, destrozandocada esperanza que se abre a su paso,cambiando terminaciones nerviosas,volviéndote parte del desastrede este cerebro resignado,rendido ante la voluntadde este maldito corazónresidente de mi pechoy empeñado en quererte,en seguirte queriendo,aSigue leyendo «Mi empeño»

Vecina

Es tarde y no puedo dormir. Será el último café, quizá no fue una buena decisión el haberlo tomado.Miro al techo, solo veo oscuridad. En ella diminutas sombras juegan al escondite conmigo, o eso quiero creer. Mis ojos, ahora abiertos, todavía no se han adaptado a la oscuridad que me rodea.Un resquicio de luz entraSigue leyendo «Vecina»

Antes de convertirnos en rutina

Lágrimas de sal hacen mi herida vulnerablea los intentos de tu alma de hacer sangrarlos desaires de este dolor insoportableal que rutina coincidimos en llamar. Ridículo pijama en un sofá sin alegría,horas muertas duermen al televisor,en mis ojos libertad solo cuando dormía;suena un timbre, ruido en el recibidor. Furtivas sombras se detienen en la esquina,enSigue leyendo «Antes de convertirnos en rutina»

Triste acuarela

Ojos de obsidiana, escrutas mi almacomo si en ella fueras a encontrar un mañana.Nada queda en ese reflejo oxidadoque no devuelve la mirada por no ofender,por no excederse en el último intento,por no atreverse a florecer. Pasan de largo las primaverasen este verano convencido de no sermás que un oscuro inviernoadormecido en mis entrañas ySigue leyendo «Triste acuarela»

Frío fuego de ausencia

Caricias de invisibilidad desposeídasdel cariño que tus labios entregabancon dulzura al desvarío abrazode las mariposas que se envuelven en mis ojos.Telarañas de silencios rotos,de la oscura esencia de nuestrorespeto mutuo; en ocasiones ninguno.Amor propio desfavorecido en favorde crueldad ajena,dictas las palabras que me rompenen frágiles pedazos de sombra.Las flores siguen secas, la tinta frescay elSigue leyendo «Frío fuego de ausencia»