Los relojes son un fénix

Hay veces que el “para siempre” se sentencia de verdad; yo nunca creí en el amor eterno pero, al igual que el poeta Redry, tu boca yo nunca la dejaría de besar. Porque antes de que vinieras a esta casa, destrocé todos los relojes; antes de que lo hicieras a mi vida, mi pasado, losSigue leyendo «Los relojes son un fénix»

¿La gloria eterna o la derrota incansable?

«Debí haberme ido ayer,y aquí no soy más que mi propio retraso»Milan Kundera Desde el origen de las civilizaciones, el llamado tempus ha dictado la existencia humana. Ya en la época de los egipcios, éstos trataban de descifrar la magnitud temporal. Para ello, procuraron darle forma a la cuestión usando diferentes herramientas, entre ellas, laSigue leyendo «¿La gloria eterna o la derrota incansable?»

Pertenencia

Pasos cadenciosos y desaliñados llenan la noche. La gente pasea en rebaño, y una dama solitaria sentada con los pensamientos aislados. Ve por la dama, Muerte, pero camina lento. Ve por ella, que, aunque tiene sueños, vos sos uno de esos, pero el más lejano. La hierba se recuesta en el umbral de las fuertesSigue leyendo «Pertenencia»

Reloj

Si echar de menos es perder el tiempo, es robar minutos al crepitar del silencio, es matar a besos el baile del mañana, es partir a balas el desgastar de la palabra, por qué me ato las cuerdas de la esperanza a las muñecas, las del desasosiego a los tobillos, rompo los cuadros que expresanSigue leyendo «Reloj»

Deteniendo el tiempo

Abrió los ojos. Sin notarlo se había quedado dormido detrás de la ventana de su habitación, ese cristal que muchos llamaban vida. Su nombre era Tiempo, aunque muchas veces se llamaba a sí mismo soñador. Gran parte de su día a día consistía en mirar a través de aquella única ventana. Veía nacer desde elSigue leyendo «Deteniendo el tiempo»

El reloj del tiempo

Colecciono anatomías que hago mías, Intento resistir a la tentación de la mentira, Tengo por suerte la suerte de ser verdad. Inspecciono cobardías, Que me batallan de caer sin prisas, Acumulo abrazos para las rimas, Y poemas para el desamor, Que desorienta el frío, Y abriga el cuerpo del pasado. Camino entre bambalinas, Entre estrechosSigue leyendo «El reloj del tiempo»