Tu cuerpo y mi lengua

Que se balancee mi lengua en ti, que se balancee en tus dos pechos que aprietan al arcoíris; que baje mi lengua por ti, que suba mi lengua por ti, que baje y que suba mi lengua por tus tobillos como un ejército de hormigas que trepa en fila por tus piernas y que delicadamenteSigue leyendo «Tu cuerpo y mi lengua»

Ahogo gritos

Me sonroja tu miradaQue quieras verme desnudaLa humedad que siento cuando te acercasTu mano en mi nucaLa lengua para aliviarse y el sabor metálico de la sangreMe sonroja que mires mi pecho delatorQue intuyas que se abren mis labiosEl peso de tu cuerpoEl olor de tu sexoMe sonrojan tus dedos –culebras buscando refugio–Los dientes devorandoSigue leyendo «Ahogo gritos»

Concierto privado

La música suena de fondo, la misma que el verano pasado vivimos saltando como dos locos enamorados en los conciertos. Hoy sin embargo, suena más suave y acústica para que puedas tocarme al ritmo sin perder un solo compás. Me tienes sentada sobre tus rodillas, agarrada como si fuera esa guitarra española que sé, teSigue leyendo «Concierto privado»

Sabor a azúcar

Abre tus labios así, suavemente, hasta que su boca se adecue a la apertura exacta del caramelo que sostienes en tus manos.  No te preocupes si tu saliva hace contacto con el dulce que ahora disfrutas, después de todo terminará desfaciéndose en tu boca tarde o temprano derramando todo su interior en tu garganta. EnSigue leyendo «Sabor a azúcar»

Usted

Me levanté con ganas de besarle, con ganas de acariciarle, con ganas de halarle el pelo y arañarle cada parte. Me he levantado con ganas de usted, y ni siquiera lo imagina. Me levanté extrañándolo, aun cuando no debería ni hablarle. Peor aún, de pendeja me he levantado con la esperanza de que me hableSigue leyendo «Usted»

Amor de verano

Unidos por la brisa de una noche de verano furtivos a escondidas agarrados de la mano. Dos vidas que palpitan latido enamorado tú, apenas una niña yo, sin vello en el sobaco. Dos espíritus que brillan en el cenit del ocaso las estrellas iluminan las huellas de nuestros pasos. El olor a sal marina enloqueceSigue leyendo «Amor de verano»

Amarte

Amarte es todo un arte amarte en marte, desarmarte, y luego rearmarte. Amarte, lamerte, matarte de tanto meterte y sacarte, lavarte la mente, flagelarte hasta la muerte y luego salvarte. Amarte de parte a parte, es todo un arte, besarte, violarte sin guantes de látex, retarte. Amarte. Todo un arte.   Amarte un martes, prepararteSigue leyendo «Amarte»

Todo es sexo

El sexo mueve el mundo, el dinero… también. Ambos duermen juntos, ambos se dan placer. … Sexo por dinero, sexo por poder, sexo pordiosero, sexo por joder. Sexo con engaños, sexo sin meter, sexo en el baño, sexo sin cuartel. Sexo en el trabajo, sexo en el hotel, sexo sin colgajos, sexo con miel. SexoSigue leyendo «Todo es sexo»

Generosas

De todas las comensales que habían ido desde que trabajaba en el comedor, esa era la que tenía el busto más grande. Y de todos los escotes que había visto desde que era empleado del establecimiento, ese era el más generoso. Mientras tomaba la comanda, descubrió tres lunares, un grupo de venas que asemejaba unSigue leyendo «Generosas»

Definiciones

Hermosura: vislumbrar tu silueta entre cientos de siluetas hermosas; fácil es distinguirla, sólo la tuya brilla con luz propia. Locura: imaginarte despierta entre mis sábanas desnudas, saciada y cubierta de pétalos de rosa. Belleza: acariciar tu vientre terso y suave como brizna de hierba que crece en los manantiales. Alegría: percibir tu aura transparente ySigue leyendo «Definiciones»

Naufragio

Siento tu aliento aromatizado penetrando en mis huesos, me estremezco a tu lado, ya no cuenta el tiempo.   Soy un velero a la deriva de tus besos que choca contra el oleaje de tu cuerpo.   Navego dentro, me gusta, disfruto del momento. Lluvia de deseo, humedad de terciopelo, torrente de lujuria.   NaufragoSigue leyendo «Naufragio»

Cómo se desgasta el alma

Con el tiempo contra viento, se vuelve algo adicto el silencio de aquellas palabras que ya se fueron. Así se desgasta el alma, drenando la importancia de los besos y él te quiero escrito en carta . Mientras el vacío crece dentro la cama, donde nuestros cuerpos dejan gotas de rabia, de la dulce melancolíaSigue leyendo «Cómo se desgasta el alma»

Maldita menstruación

Maldita menstruación que llegas cuando más feliz estoy ¿qué quieres? no me lo recuerdes no he de llorar solo quiero un poco de té ¿por qué me odias tanto? ¿qué te hice yo? para que me pagues con tanto dolor.     Maldita sea la sangre que solo llega a incomodarme ¡y es que hoySigue leyendo «Maldita menstruación»

Rosas tenebrosas

Encuentras muchas rosas hermosas, rojas y moras, peculiarmente fascinantes con un aroma excitante. Las tomas con delicadez y suavemente el ardor de las agujas envenenadas, conmueve tu cuerpo. No entiendes las razones, de las rosas espectaculares, por ser horriblemente dolorosas feroces, crueles y tenebrosas. Pero aún sigues admirando, como fascinado su belleza, mientras silenciosamente suSigue leyendo «Rosas tenebrosas»

Renuncio al «amor»

Lamento decepcionarlas, pero abuela, tías y mamá; mi sueño es: no llegar nunca a ningún altar disfrazada con un absurdo vestido y mil pasadores en la cabeza. Encadenándome a alguien para toda la vida. No quiero ser muñequita de pastel. Porque odiaría caer en la rutina, de levantarme todos los malditos días de mi vidaSigue leyendo «Renuncio al «amor»»

El amor

El amor es un préstamo del tiempo que embruja los sentidos, que engaña el pensamiento. El amor como vórtice del alma, el placer de los sentidos infinitos que cuentan los minutos, los olores, los suspiros. Un amor simplista, un amor de casta que trasciende al plebiscito, que cuenta los diminutos valores, no los cirios. NoSigue leyendo «El amor»

Nostalgia

El suspiro del cielo me acaricia, y llanamente una gota de nostalgia paulatina se desliza suavemente en mi pecho. Mientras mis pensamientos incandescentes pintan un mundo sin besos, besos que sacuden mi gran duelo. Me quedo inconsciente, indecisa si despertar, o seguir en este sueño profundo por siempre, pero decidir es el fuerte de laSigue leyendo «Nostalgia»

Mejores tiempos vendrán

Hundida en un abismo gris del cual no logro salir, mi alegría la he dejado ir y la abulia es la nueva emperatriz.   Esta situación desespera, pierdo la esperanza de vivir libre en bonanza cuando el adeudo no espera.   Como poder soñar si lo más básico no puedo comprar, algo debo estar haciendoSigue leyendo «Mejores tiempos vendrán»

Cáete pero no olvides levantarte

Sé que a veces es como si todo se nublara y el cielo cayera sobre ti. Que te sientes solo a pesar de estar rodeado de tanta gente. Sé como duelen los silencios. Conozco el dolor que ocurre antes del llanto y cómo duele una lágrima al nacer. Como nace un nudo en la gargantaSigue leyendo «Cáete pero no olvides levantarte»

Ella no es amor a primera vista

Ella es de esas que a simple vista no llaman la atención. Es la típica morena de labios jugosos que usa jeans y camisetas por comodidad, que no tiene una cadencia singular al caminar, ni usa faldas o vestidos, dice la palabra “mierda” más veces de las necesarias y ni siquiera usa bisutería como las mujeres deSigue leyendo «Ella no es amor a primera vista»

Aún así

Otro día mas vuelvo a perdonarme. Uno más donde tu y yo no somos uno.   Y pasa el tiempo poco a poco diciéndonos que estamos hechos el uno para el otro.   Pero hacemos oídos sordos porque nos gusta fingir esa falsa libertad dependiente de nuestros labios.   Aún así, seguimos volando alto rozandoSigue leyendo «Aún así»

La colina

Cuando llegue a la loma exhausto y vi la escritura, se me pasó de golpe el cansancio. El majestuoso árbol que como un soldado lideraba y defendía solo la colina, a mi modo de ver apenas había cambiado. Sus múltiples brazos llenos de espesas hojas, recorrían con su sombra gran parte del llano y caíanSigue leyendo «La colina»

Fuensanta

Yo sé que tú, fuente del amor, -decía- volarás en playas naturales y al margen de la cirugía extirparás el aliento a jóvenes vivales. Siendo tu mente piloto del aire, dueña e inocente, yo, en mi nido de algodón soñaré que sueño que sueñas, y pondré a remojo el corazón. ¡Qué tarde se hace temprano!Sigue leyendo «Fuensanta»

Atajos de amor

Desconocemos el sabor del dulce amargo, de aquellos segundos elegidos para desperdiciarlos. Aceptamos el ácido que acelera nuestro ritmo de momentos eufóricos hacia la utopía del ser el elejido. Creemos las mentiras que nuestros ojos iluminan, pero el veneno hipnotiza nuestra vista de las grimas. Olvidamos el brusco movimiento de los roces plácidos que derramanSigue leyendo «Atajos de amor»

El sinsabor de mayo

Hay un paraíso ahí fuera donde yacen nuestras lides; se enmascaran, perplejas, las estrellas en deslices y, sorprendidas y exhaustas estallan en colores que viajan en el tiempo del sentido del espacio. Hay un paraíso ahí fuera que está lleno de matices; de tragedias y de amores, amores púrpura en cálices que arden de soslayo;Sigue leyendo «El sinsabor de mayo»

Divina presencia

Si honesta conmigo soy se que acompañada donde quiera que vaya estoy. Más que una compañía física es una presencia espiritual me dice donde ir, que hacer y decir, tal cual. Si mis oídos no presto a escuchar me parecerá que paró de hablar, aunque eso sea imposible pues la siento casi tangible. Es difícilSigue leyendo «Divina presencia»

A vosotros

Esto es una carta de disculpa y agradecimiento a aquellos que me han sostenido, impulsado, levantado, guiado, y aunque también he tropezado por ellos y con ellos, les debo todos los pasos aprendidos, las carreras, los saltos, hasta las huidas. A vosotros, pies, os quiero pedir perdón por decir siempre que sois más feos de lo que realmenteSigue leyendo «A vosotros»

Tómame

Ven y bébeme, gota por gota saboréame; que soy tuya y de nadie mas sólo hoy, que no hay restricciones; ven y enrédate conmigo pon tu pierna sobre la mía y olvidémonos de la vida, entrégate a la inmortalidad junto a mí funde mi alma con la tuya. Busca el cielo entre mis piernas, ySigue leyendo «Tómame»

Amor nocturno

Cuando te pierdo de vista me entristezco.Vuelo por otros continentes solo pensando en ti. Imploro durante ese corto viaje, que el tiempo me permita verte a mi vuelta.Que las nubes no me oculten tu belleza. Salgo como todas las noches deseando contemplar tu grandeza.Día tras día me he ido enamorando de ti. De tus azules ySigue leyendo «Amor nocturno»

Amores del Ayer

Enorme el bagaje de caricias que guardo en mi cajón, allí en la buhardilla secreta, con tibios recuerdos y una canción. Y te pienso, muy lejos en el ir y venir diario de tus emociones, seguro de tus citas, fugaz en tus amores. Y aquel discurso desatado, volvió de nuevo a la botella que tirasteSigue leyendo «Amores del Ayer»