3 tips que te ayudarán a combatir el bloqueo creativo

Por: Laura Nieto Navia Si hay un quebradero de cabeza que une a todos los escritores, profesionales o aficionados, ese es el llamado “síndrome de la página en blanco”. Sufrir un bloqueo creativo es bastante habitual cuando tenemos plazos de entrega ajustados y es relativamente sencillo superarlo si mantenemos la disciplina y no postergamos indefinidamente elSigue leyendo «3 tips que te ayudarán a combatir el bloqueo creativo»

6 claves para una redacción profesional

Por: Laura Nieto Navia Seguro que más de una vez has escuchado que para adentrarte en el arte abstracto primero tienes que dominar el figurativo. Pues bien, esta analogía se aplica también a la escritura. De nada sirve explorar nuestra voz si no somos capaces plasmarla sobre el papel. Pero no te preocupes, todo esSigue leyendo «6 claves para una redacción profesional»

Diario rojo

Hoy me ha llegado el olor a hojas podridas de la piscina. Suelo caminar hasta detrás del jardín, rodeo la piscina (todo son arces y castaños) y vuelvo por el huerto. Siempre que paso cerca de la piscina me fijo en que la masa de las hojas forma una capa gruesa. Creo que podría andarSigue leyendo «Diario rojo»

He fracasado, ¿y qué?

Por: Miguel Ángel García García El fracaso como parte del proceso creativo. Aprender a gestionarlo. Como escritor, o al menos como intento de ello, me tengo que enfrentar al fracaso bastante a menudo, mi síndrome del impostor apuntaría que en más ocasiones que a los éxitos, pero eso es tema de otro artículo. En nuestroSigue leyendo «He fracasado, ¿y qué?»

La revolucionaria juventud escritora

Por: Miguel Ángel García García Analizando las críticas a la juventud escritora tras la entrevista a Luna Miguel en El País. Twitter es un lugar repleto de polémicas, hacer uso de la aplicación es casi como caminar sobre un campo de minas antipersona, no sabes cuándo te va a explotar en la cara. Recientemente, trasSigue leyendo «La revolucionaria juventud escritora»

El acto de escribir

Como dijo una Mujer, escribir es el Arte de conectar con el Alma porque no lo haces con el ego sino con el corazón de una forma mecánica. Suele resultar complicado abrirlo; de no usarlo, se ha oxidado como las cuerdas de mi guitarra, pero, si insistes, en una hoja en blanco te plasmaré miSigue leyendo «El acto de escribir»

Hay ruidos

Hay ruidos sin sentidoY otros con sentido,Los hay mal sentidosY también consentidos. Los hay desgarradosY están tus suspiros.Están los ruidos rumorososY los que se saben ciertos.Hay ruidos azucarados,Como orgasmos,Hay ruidos que se callanY otros que se cantan. Hay ruidos que, sin embargo,Despiertan una sensación.Algo ora dulce, ora amargo,Ora adictivo como canción.Se alojan en nuestra piel,NuestraSigue leyendo «Hay ruidos»

Chavela

La Llorona empezó siendo la Cebolleta. La llamaban así los niños del barrio. «Todavía huele a la Cebolleta», decían por la mañana. Y siguiendo el rastro se asomaban a la ventana de la cocina. Ahí estaba (y seguiría estando días y noches) la Llorona con su berrinche crónico. Aprendió a andar entre los pucheros delSigue leyendo «Chavela»

Medusas de té

Cuando tenía siete años su hermano le habló por primera vez de las medusas de té. Unos extraños animales que solo despiertan al nadar en agua y tiñen todo de color. Por eso siempre le ha gustado el frío y el olor a calefacción en casa, las tazas humeando. El ritual de hervir el agua:Sigue leyendo «Medusas de té»

Aferrado a lo imposible

Me levanté sobresaltado, con el corazón latiéndome desbocado y un sudor frío empapándome la frente. Miré a mi alrededor, desconcertado. Por un momento no reconocí aquella habitación desordenada, llena de ropa tirada, platos sucios y polvo acumulándose en la mayoría de los muebles. Pero no tardé mucho en saber dónde me encontraba. Era mi dormitorio.Sigue leyendo «Aferrado a lo imposible»

Papel y tinta

Hay una hoja en blanco frente a mí,hay una hoja en blanco en mi falda,hay un verso perdido en mi espalda.Se desliza,se encuentra con huérfanos que dejé en mi almohada,se retuercen todos juntos…Es el momento previo a la salidano tengo tiempo para pensarlo,se posicionan solos mientras van jugando.Un sentimiento por acá,un recuerdo por allá.Sin quererSigue leyendo «Papel y tinta»

Mi primer amor fue la palabra

Mi primer amor fue la palabra. Porque con ella vi la forma de saciar la sed, de decir lo que quería, lo que amaba y lo que temía. Mi primer amor fue la palabra. Palabras que mi garganta maceraba como en una marmita y yo agitaba con la mente. Al principio con mimo, pero luegoSigue leyendo «Mi primer amor fue la palabra»

Vacíos diluidos

Escúchame respirandosolasola bajo las gotas que caeny caen páginas blancasignoradas e intactassin atuendos formalesni rubor en las mejillas. Sola frente al espejodesnudaabriendo el esternóny cada parte de mis emocionesmezclándosesin rocescuando los lunes se agrisany no encuentro la luz de la tarde,apurando los silenciosque dueleny dueleel duelo con marco tristecrepúsculos perfumados,pálidos y vacíos. El corazón golpeandolosSigue leyendo «Vacíos diluidos»

Musas en la habitación

Las persianas cerradas, lo necesario para dejar pasar algo de luz, lo justo para no asustar inútilmente a la inspiración. Como compañera de batallas, una taza del café de ayer. El teclado marca la ruta de sus dedos, el sinuoso repiqueteo que le llevará a la siguiente escena. Entretanto, una canción volatiliza todos los excesos, haciendo desaparecerSigue leyendo «Musas en la habitación»

Testimonio de un loco lindo con pretensiones de poeta

Lo de lindo es pretencioso, porque de eso, no tengo nada. Lo de loco es un poco más coherente, porque la gente me escucha decir cualquiera. Pero cualquiera se puede dar cuenta de que estoy, digamos, extrovertiendo algo de lo mucho que tengo para dar. A veces, hasta parece poesía. Otras, música. Ayer terminábamos deSigue leyendo «Testimonio de un loco lindo con pretensiones de poeta»

El secreto de los Feuherbach

Las puertas de madera maciza estaban cerradas. En su interior, yacía el cuerpo sin vida de Damián Feuherbach, el último heredero de la rica familia de joyeros. O, al menos, eso habían asegurado los primeros policías desplazados en el lugar de los hechos. Los Feuherbach, originarios de Essen, residían en Gijón desde principios de la décadaSigue leyendo «El secreto de los Feuherbach»

El día en que casi me rindo

¿Para quien escribes? Para todo aquel que quiera leerme. Pero, ¿y si nadie te lee? Siempre hay alguien que te lee. Pero, ¿si algún día hay alguien que no te lee, para quien escribes? Para mí misma. ¿Y es suficiente? Mi mirada fulminante hizó quizás que se callase y apartase la vista a un lado.Sigue leyendo «El día en que casi me rindo»